Quinto día


Esto va que vuela, se nos está pasando muy rápido y no nos queremos ir a casa. Hoy tocaba la gymkhana del agua, así que nos hemos reído y nos hemos refrescado a partes iguales. Esta mañana, como todas las mañanas, hemos celebrado la Eucaristía y hemos tenido un buen rato se confesiones. Lo mejor de todo es que estamos conociendo más a Jesús y está siendo una pasada. Además hoy hemos tenido varias visitas: un sacerdote de Madrid que ha celebrado con nosotros la Eucaristía y la gente de sanidad (¡nos han puesto un diez!). Y esta noche más fiesta... Y la noticia de que mañana nos levantamos media hora más tarde y que tendremos chocolate para desayunar. ¡Qué bien nos cuidan! 
































4 vistas0 comentarios